Una página en la que quepa todo, incluso la discrepancia, siempre que se escriba con sentido del humor y dentro de los límites de la buena educación.
Inicio > Historias > ¡Uf! Italia...
> ¡Uf! Italia... <

Parece que vuelven los fantasmas a la hora de participar en la final de la Eurocopa. Todo el mundo quería estar en esa final, pero sólo dos equipos estarán en ella: uno el nuestro y el otro Italia. Ese rival es el que "acongoja" a una buena parte de los aficionados españoles: a unos por un motivo, a otros por otro y a todos porque en una final puede darse cualquier hecho que incline la balanza en un sentido o en otro; en la semifinal, Portugal tiró al poste y el balón no entró mientras que España, en el último penalti, tiró al poste, entró la pelotita y Christiano Ronaldo se quedó sin la posibilidad de colgarse la medalla que había previsto colocándose para tirar el quinto.

Ahora hay quienes se acuerdan de la posibilidad de haber echado a Italia del campeonato mucho antes, sólo con haber empatado en el último partido de la fase previa. Piensan los que deploran no haber jugado sucio que lo bien hecho se volverá en nuestra contra, que en estos menesteres y por estos pagos lo sobrenatural, lo magufo, el mal fario y cosas así están a la orden del día.

Otros sabios del fútbol temen la capacidad ofensiva de un tío de físico chocolate impresionante que parece, por sus "hazañas" en la vida real que no anda muy bien de las pensaderas. O de la capacidad de Cassano, irregular a veces y genial siempre, para hacer lo más inverosímil, en positivo o en negativo, para su equipo. No se olvidan estos aficionados de Pirlo, que parece que es el Ave Fénix y está haciendo un campeonato de libro, ni de Buffon aunque éste se encuentre en un estado de forma no tan bueno como el medio.

Otra circunstancia que nadie olvida es la capacidad de enredar un partido que tienen los italianos, que parecen contar con la bula de los árbitros, bien a la hora de romperle las narices a Luis Enrique y de marcharse de rositas, bien a la hora de "morder" cuando haga falta o montar la tangana correspondiente si es conveniente para sus intereses.

No tranquiliza a mis amigos el hecho de que la selección haya llegado, otra vez, a la final, jugando como suele, quizás con un poco menos de alegría que en ocasiones anteriores, pero con solvencia, con tranquilidad, con la calma -a veces excesiva- que parece infundirles el señor marqués. Parece que nos queremos poner la venda antes de que se produzca la herida que, en mi estimación, no se va a producir.

¿De dónde viene mi confianza? De diferentes motivos. La trayectoria de la selección, las individualidades que forman un equipo -todos son buenos y se agrupan para formar bloque- la solvencia de la defensa, los sistemas de juego -la selección española puede jugar sin extremos en una labor de desgaste del contrario o con extremos para penetrar en la defensa rival- y la capacidad de aguante, de toque y de combinación que han venido demostrando desde la Eurocopa anterior.

Yo creo que la selección española será, de nuevo, campeona de Europa, pero ¡uf! Italia...

2012-06-29, 16:20 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://rimero.blogalia.com//trackbacks/72036

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 23.20.147.6 (9d7e54335b)
Comentario


Cosas viejas
<Mayo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Documentos

Categoras

Blogalia

Blogalia

Rigel